viernes, 24 de agosto de 2012

Presentacion fallida Marco Regulatorio Minero Chubut en Pto. Madryn

http://www.youtube.com/watch?v=ZXvoWKMZO6I&feature=player_embedded

CRETINIsta DEFENSA OFICIAL DE LA MINERIA CONTAMINANTE


VERGONZOSA DEFENSA OFICIAL DE LA MINERÍA CONTAMINANTE
Dolavon: Indignante exposición de funcionarios defendiendo el marco regulatorio extractivo y la megaminería hidroquímica
Por prensa MACH Trelew
Una escueta nota en el diario El Chubut anunciaba la presencia de funcionarios provinciales en la municipalidad de Dolavon para explicar el marco regulatorio  que pretende habilitar la megaminería en Chubut. Rápida de reflejos la Asamblea Ciudadana local comunicó la novedad a compañeros del valle que se hicieron presentes para escuchar las palabras de Oscar Cretini, director de YPF, titular de Petrominera y  geólogo de profesión, la economista Rita Jordán de Petrominera, Eduardo Maza ministro de ambiente de la provincia, Ezequiel Cufré ministro de hidrocarburos, Juan Arens (geólogo) director de evaluación de proyectos del ministerio de ambiente, la Dra. María Eugenia Maza, directora de minas y geología de la provincia y directora de concesiones mineras,  Ennio Arana director de servicios mineros y el intendente de Dolavon Martin Bortagaray entre otros funcionarios y asesores.
Tras una breve explicación del proyecto de ley que parecía dirigida a niños de primer grado, en la que abundaron explicaciones del tipo “ahora tendremos control social de los proyectos porque Gustavito (refiriéndose a uno de los jóvenes asambleístas que escuchaba al expositor) “no estará en la calle ni escuchando música sino que estará sentado en un ente de control llamado Consejo Provincial Minero Ambiental” provocando hilaridad entre los concurrentes. Terminadas las explicaciones se dio paso a las preguntas del público  que ansiaba poder expresarle al poder político su rechazo a un marco regulatorio que servirá para habilitar la megaminería uranífera en Dolavon, por ejemplo.
Los funcionarios reiteraron insistentes que  no venían a promover nada, pero cada vez que tomaron el micrófono hicieron una encendida defensa de la megaminería. El ministro de ambiente Eduardo Maza se declaró desconfiado del extractivismo minero al comienzo de su gestión, pero confesó que “investigando” había llegado a la conclusión de que la gran minería “moderna y con tecnología de punta evitaba cualquier tipo de contaminación y accidente”. Uso los mismos términos que otrora el vicepresidente de la minera canadiense Meridian Gold: “Los accidentes ocurrían 40 años atrás” (Ignorando la copiosa lista de derrames y contaminación minera que circula en los medios de prensa del mundo, desde el año dos mil al presente)
Al comienzo del debate se alertó a los técnicos sobre la poca seriedad del marco regulatorio que promete cobrar 5% extra por sobre el 3% que impone la ley 24.196 (de Inversiones Mineras). “Abrirá la puerta a demandas judiciales” advirtieron desde el público. La oprobiosa “ley de inversiones mineras” dice en su artículo 8 “Los emprendimientos mineros gozarán de estabilidad fiscal por 30 años (…) la estabilidad fiscal significa que no podrán ver afectada en más la carga tributaria total, determinada al momento de la presentación, como consecuencia de aumentos en las contribuciones impositivas y tasas, cualquiera fuera su denominación, en los ámbitos nacional, provincial y municipal (…)”.  Al leerles este artículo se advertía que colisionaba con la legislación superior en la pirámide jurídica quedando demostrada la falta de seriedad del marco regulatorio, que en el fondo parece ser solo una excusa para obtener la aceptación social que habilite la megaminería. La insólita respuesta vendría de la funcionaria Rita Jordán (economista de Petrominera) que con gran altanería se dirigió al público diciendo que como en Chubut aun no había explotaciones en marcha, el marco regulatorio no colisionaba con la ley de Inversiones Mineras. La funcionaria mostró una preocupante ignorancia de cómo opera la legislación y las transnacionales mineras. En el momento en que presentan el estudio de factibilidad obtienen el “certificado de estabilidad fiscal” quedando así bajo el paraguas de la 24.196, esto lo hacen aun antes de mover una sola piedra, incluso en provincias en donde la minería a cielo abierto está prohibida. Sorprende que un funcionario de tal jerarquía desconozca estas cuestiones, mas grave aun,  habiendo fallos en la justicia -que la funcionaria negó- en donde se hace prevalecer el beneficio de la estabilidad fiscal por sobre cualquier tipo de aumento en las contribuciones, cualquiera sea su origen.
FALTABA LO MEJOR
Si con lo anterior nos habíamos preocupado, con lo siguiente nos escandalizamos. Los vecinos de Dolavon exigieron a los funcionarios una clara explicación sobre un punto que los técnicos habían destacado como positivo, decían: “con este marco regulatorio si un pueblo como Dolavon no quiere minería podrá opinar y rechazarla”. La consecuente pregunta fue: ¿Qué sucede con el yacimiento Cerro Solo -minería uranífera a cielo abierto- ubicado en cercanía de Paso de Indios cuyo impacto radiactivo será regional sino provincial, afectando toda la cuenca del río Chubut que abastece varias ciudades? ¿Paso de Indios opinará por toda la provincia? En las intervenciones del público se destacó el problema de la contaminación radioactiva, el gas radón (radioactivo), la cercanía con el río Chubut, la magnitud del yacimiento que contiene miles de toneladas diseminadas, etc. Una vecina cuestionó con gran claridad que se hablaba de dinero pero nada del derecho a la salud y a la vida.
Superando los límites del absurdo y la desfachatez tomó la palabra Oscar Cretini (presidente de Petrominera y geólogo) diciendo que: ¡! EL GAS RADÓN NO ERA RADIOACTIVO, QUE CERRO SOLO SERÍA UNICAMENTE POR GALERÍAS SUBTERRÁNEAS Y QUE EN LA MINERÍA DEL URANIO NO HABÍA RADIOACTIVIDAD ¡!En este punto fue interrumpido y se le pidió que no falte el respeto al público presente. Seguidamente se le leyó el documento de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) donde destaca el problema de los pasivos ambientales de la minería del uranio, la gran cantidad de elementos radiaoctivos presentes en las colas mineras provenientes del decaimiento del uranio 238: torio 230 y radio 226, que a su vez decae en radón 222TODOS ELEMENTOS RADIAOCTIVOS, los metales pesados también presentes como por ejemplo plomo, vanadio, cobre, zinc, cromo, entre otros. En el mismo documento la CNEA reconoce la posibilidad de aumentar el índice de contraer cáncer, y la incapacidad de asegurar a las generaciones futuras el máximo aprovechamiento de los recursos naturales. Las explicaciones del funcionario, que se supone es geólogo, fueron patéticas y provocaron indignación entre los concurrentes. Repetirlas nos causa vergüenza ajena pero debemos hacerlo para entender el nivel ético de quienes promocionan el marco minero, dijo también “que el gas radón solo existía para poder determinar la cantidad de uranio en las profundidades” Cuando la discusión entró en el terreno de la energía nuclear y Oscar Cretini sostuvo la necesidad de sacar el mineral para alimentar esa peligrosa fuente de energía, se le recriminó el peligro de las centrales nucleares y las armas atómicas, poniéndose como ejemplo el reciente desastre de las tres centrales nucleares de Fukushima en Japón que se fusionaron después del terremoto provocando uno de los peores accidentes nucleares de la historia planetaria, aun inconcluso. La respuesta dada por   Oscar Cretini –dicha sin ruborizarse- fue “que en Fukushima no había radioactividad, que solo hubo un terremoto”
A esta altura sentimos que todo era una pérdida de tiempo, discutir con una persona que se expresa de esa manera y que ocupa altos cargos era una sinrazón. Pretender desconocer el sufrimiento del pueblo japonés, ignorar  que existen miles de personas desplazadas por la radioactividad que no podrán regresar jamás a sus hogares porque parte del territorio fue sacrificado  es de una ignorancia supina que merecería la renuncia de este funcionario.
Días previos a la presentación del marco regulatorio el mismo Dolavon fue escenario del nacimiento de la Unión de Asambleas Ciudadanas de Chubut contra la megaminería, un espacio de articulación de asambleas de toda la provincia  creado para luchar contra este nuevo intento de traer la minería hidroquímica contaminante. Está claro que la discusión será en las calles, en la legislatura cada vez que sesionen los diputados que tienen en sus manos aprobar o rechazar este nefasto proyecto, marchando, difundiendo y debatiendo con la población. Es el único camino posible ante una dirigencia sorda que tiene claramente una decisión tomada: imponer la megaminería
Movimiento Antinuclear del Chubut (mach)
Integrante Red Nacional de Acción ecologista (RENACE)
UAC Valle, Costa y Meseta de Chubut

domingo, 19 de agosto de 2012

SE CONFORMÓ LA UNIÓN DE ASAMBLEAS CIUDADANAS DE CHUBUT CONTRA LA MEGAMINERÍA


Imágenes integradas 1
Prensa Unión de Asambleas Ciudadanas Informa
17 de Agosto de 2012 

Vecinxs,
les informamos sobre este nuevo paso en la organización de los pueblos y lo/as alentamos a sumarse.
¡NO ES NO!
 
SE CONFORMÓ LA UNIÓN DE ASAMBLEAS CIUDADANAS DE CHUBUT CONTRA LA MEGAMINERÍA
 
                                   
En Dolavon, quedó conformada la Unión de de Asambleas Ciudadanas de Chubut (UAC-Chubut) fortaleciendo la corriente opositora a la megaminería que vienen desarrollando la UAC a nivel nacional y a nivel regional la Unión de Asambleas Patagónicas (UAP) en Patagonia.
 
El sábado pasado, más de setenta vecinos  con mandato de sus asambleas de base ratificaron el plan de lucha contra el marco regulatorio que en estos días pretende tratar la legislatura provincial, burlando la vigente ley 5001 que actualmente prohíbe este tipo explotación minera con utilización de grandes cantidades de agua, explosivos y tóxicos. Estuvieron representadas la Asamblea Ciudadana de Dolavon, la Asamblea de Vecinos Rawson-Playa, la UAC del valle, costa y meseta de Chubut, los Foros Ambientales y Sociales de la Patagonia presentes en Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn y Trelew; Asambleas de la meseta y de la ciudad de Trelew, y la histórica Asamblea de Vecinos Autoconvocados por el No a la Mina de Esquel, entre otras organizaciones.
 
Nuestra provincia tiene aprobados 136 proyectos de megaminería a cielo abierto. “Proyecto Navidad” (plomo y plata) a cargo de Panamerican Silver entre Gan Gan y Gastre; “Cerro Solo” (uranio) a cargo de Uramérica Argentina SA en Paso de Indios; y “Tijeras” (uranio) a cargo de Maple Minerals Exploration and Development Inc, en Dolavon; son los más avanzados.
 
Como espacio de articulación de asambleas socio ambientales provinciales la UAC-Chubut ratificó el mandato de la UAP surgido en el documento del último encuentro en Puerto Madryn en el que “se hace saber que cualquiera sea el marco regulatorio que se quiera aplicar en la actividad minera, exigimos la prohibición absoluta del uso de los acuíferos de la meseta y de todo el territorio chubutense, para el extractivismo minero…” “…exigimos la prohibición de la minería a cielo abierto, por lixiviación o flotación, y la utilización de cianuros, ácido sulfúrico, xantatos, y cualquier otro reactivo tóxico, peligroso o suceptible de serlo, que se use en la actividad extractiva” entre otros conceptos vertidos en dicho documento de la UAP que fuera entregado en la sede de los tres poderes del estado.
 
PLAN DE LUCHA
Como primera acción consensuada entre todas las asambleas de Chubut quedó ratificado el plan de lucha consistente en la presencia en legislatura provincial los martes y jueves durante las sesiones y reunión de comisiones legislativas para vigilar el accionar de los diputados, y con la convocatoria especial a una asistencia masiva de todas las asambleas el día martes 21 de agosto a las 17:30hs en el marco de una jornada familiar de resistencia con música, banderas y cantos en defensa del agua, el territorio y la vida. Asimismo, se le dio carácter provincial a la marcha regional  de todos los 4 en Trelew que acompaña la histórica marcha de Esquel, harán lo mismo en Comodoro Rivadavia y otras localidades. En igual sentido y en el marco del plan de lucha, las asambleas dieron el total apoyo a la movilización que el 1ro de cada mes realiza la Asamblea de Vecinos Rawson-Playa en la capital provincial, ratificando de esta manera el carácter estratégico que tiene la sede del poder político para la UAC-Chubut
 
El encuentro en Dolavon culminó con una colorida marcha por las calles del pueblo que Al igual que  la multitudinaria marcha de Trelew del pasado sábado 4 de agosto  ratificó la voluntad de hacer valer la decisión popular manifestada en el plebiscito de 2003 en Esquel, los derechos de consulta previa, libre e informada; y la preexistencia de los pueblos originarios ante el estado provincial.
 

**************************************
Foro Ambiental y Social de la Patagonia
sede Puerto Madryn
Entrá y Difundí www.faspatagonico.blogspot.com

Imágenes integradas 1

------------------
Comisión Prensa y Comunicación

UAC Unión de Asambleas Ciudadanas

Imágenes integradas 1


UAC Unión de Asambleas Ciudadanas
Contra el Saqueo y la Contaminación

jueves, 16 de agosto de 2012

Chubut - sentencia en proceso penal contra el Comisario Brandt en el caso Fermín - Vuelta del Río


A todos: En el día de hoy, 16 de Agosto de 2012, se dió lectura en El Maitén a la sentencia en la causa "Brandt". La Cámara Criminal del Noroeste del Chubut, a través del voto unánime de los Dres. O'Connor, Rodríguez y Rolón, condenó al comisario Césr Ricardo Brandt por los hechos ocurridos en Vuelta del Río el 15 de Marzo de 2003, a la pena de seis meses de prisión de ejecución condicional, más la inhabilitación especial por un año para ejercer la función público, por el delito de abuso de autoridad en carácter de actor (art. 45, 248 y 26 del Código Penal). Impusieron las costas del proceso, en un 30% al condenado y un 70% a cargo del Estado Provincial, teniendo en cuenta que lo demorado del proceso es una responsabilidad del Estado.
 
No se hizo lugar a los cargos por Incumplimiento de los Deberes de Funcionario Público, Vejaciones, y Daños que de los que había sido acusado por la Querella y el Ministerio Público Fiscal.
 
El tribunal tripartito tomó en cuenta a los fines de graduar la pena, por un lado la vulnerabilidad de la(s) familia(s) directamente afectadas por el accionar del oficial y la comisión policial a su cargo, y por otro la falta de antecedentes penales del comisario. Durante casi tres horas se pudo escuchar el fallo, que consta de 55 fojas.
 
Sabemos que este fallo puede ser impugnado por la defensa de Brandt, pero muy difícilmente pueda ser apelado por las demás partes.
 
Si bien es una condena bastante suave para la gravedad institucional que han tenido tanto los hechos como el proceso penal, no deja de ser un pequeño avance en lo que hace al control judicial y la penalización del accionar policial, cuestión que en general es bastante esquiva para los jueces. Mucho más, tratándose de Comunidades Originarias, las que han sido históricamente castigadas tanto por policías como por fallos judiciales.
 
Asimismo, nos queda el sabor desgradable de la impunidad que ha tenido el desempeño del resto del personal policial que tantos daños causó durante el desalojo intentado contra la familia Fermín, impedido por la resistencia digna y pacífica de toda la Comunidad Mapuche-Tehuelche. Así también quedó demostrada el enorme coraje, dignidad y solidaridad de todos los comuneros, así como el acompañamiento solidario y afectuoso de muchas personas lo que ha hecho posible hasta hoy su esistencia, y la defensa del territorio ancestral. Sabemos que el retorno del Juez José Colabelli al Poder Judicial ha significado un enorme retroceso para el servicio de justicia, y también un duro golpe para todo el Pueblo Mapuche-Tehuelche; seguramente que habrá que seguir luchando muchos años más por una justicia sin discriminaciones ni privilegios. Pero esta tarea debe involucrar no sólo a los Pueblos Originarios, sino también al resto de la sociedad que muchas veces permanece indiferente o en silencio. 
 
Aún cuando la sentencia aún no está firme, quiero agradecer especialmente al Ministerio de la Defensa Pública de Chubut, que ha hecho un aporte esencial para que podamos llegar a un pronunciamiento judicial. Asimismo, a todos los que ofrecieron sus testimonios, y también su hospitalidad y atención para que podamos asistir y participar del proceso judicial. Muy particularmente, a Gabino Huilinao y toda su familia por las atenciones, y al periodista Andrés Campos por la difusión.
 
Se ruega la más alta difusión.
 
Gustavo Manuel Macayo
Abogado - Esquel

miércoles, 15 de agosto de 2012

Confirmaron una reunión con Nación por la minería en Chubut

La diputada "Ica" Martínez y su par Héctor Trotta se reunieron con el secretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral. Niegan "presiones" para modificar el marco regulador.

Como reveló este diario ayer, Martínez confirmó que en Capital Federal, con su par Héctor Trotta, se reunieron con el secretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral, que les pidió explicaciones sobre el proyecto de ley de marco regulatorio de la minería que impulsa el gobierno de Buzzi. “Fue una reunión casual sin ningún tipo de protocolo ni agenda. Nos preguntaron del marco regulatorio y explicamos en qué situación se encuentra y el análisis que hacemos”.
Martínez aseguró que “desde Nación no se hizo ningún tipo de observación puntual ya que fue una reunión informal”. En este sentido, “se habla del Proyecto Nacional Minero y cómo queda posicionado Chubut con este marco dentro del planeamiento de la Presidente sobre el tema. Por eso tenemos que evaluar cuál es la inserción de nuestra provincia dentro de esto que es novedoso porque todavía no se desarrolla ya que lo único que existe es lo preliminar con camino a la intención de la explotación. Todavía queda un trecho por caminar y por charlar de un proyecto que es interesante e importante para los chubutenses; no es casual que nos tomemos el tiempo que ofreció el gobernador para despejar las dudas que tengamos”, señaló.
De la dificultad de implementar el marco dentro de un Código Minero, advirtió que “a simple vista hay cuestiones que no se condicen con una ley nacional minera, pero no olvidemos que nuestra Constitución nos da autonomía”, remarcó.
Martínez valoró que el gobierno recorra el interior para explicar el proyecto. “El Ejecutivo tiene la obligación de hacerlo ya que es producto del gobierno y cuando uno lo quiere vender lo debe explicar. Es absolutamente razonable que recorran las comunas para despejar dudas”.#

http://www.diariojornada.com.ar/50345/Politica/Confirmaron_una_reunion_con_Nacion_por_la_mineria_en_Chubut

CHUBUT: VUELTA DEL RIO DIEZ AÑOS DESPUES DE UN DESALOJO FRUSTRADO


Imágenes integradas 1
Prensa Unión de Asambleas Ciudadanas Informa
14 de Agosto de 2012 

VUELTA DEL RIO DIEZ AÑOS DESPUES DE UN DESALOJO FRUSTRADO



Por Javier Rodríguez Pardo
Mi testimonio en la justicia

Promediaba marzo de 2003. La ciudad de Esquel, “el abrojal” a los pies de la cordillera andina, se hallaba a punto de pasar a la historia expulsando a una de las primeras transnacionales mineras del oro patagónico. En eso estábamos cuando recibimos la noticia de una orden judicial que obligaba a una familia mapuche a abandonar sus tierras ancestrales. Entre relatos cruzados por emociones dispares, familiares de los mapuches damnificados nos pidieron ayuda y decidimos partir hacia las tierras de la comunidad Vuelta del Río, donde una de las viviendas había sido derribada con saña y violencia extrema.

Contamos y filmamos lo que vimos y no quedó medio de difusión de la Patagonia austral que no recogiera el informe.  La descripción pormenorizada del suceso obligó al Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Chubut a destituir al juez que había impartido la orden de desalojo, sin duda por la descabellada forma de llevarla a cabo.


Recuerdo el momento y las preguntas del juez, quien tenía a la vista varios ejemplares  de los medios periodísticos que habían publicado mis notas.  Las podemos resumir así:

Llegar a Vuelta del Río no es difícil pero requiere cierta paciencia para subir. Esa tarde nos avisaron del desalojo de una de las veinticinco familias mapuche que habitan las tierras de esa comunidad. La marcha de las seis mil personas contra la mina de oro del Cordón Esquel se detiene unos minutos frente a los tribunales de esa ciudad. Parte de los manifestantes son organizaciones mapuches que resuelven tomar las instalaciones del vestíbulo principal y pasar la noche hasta que la justicia atienda los reclamos de uno de los pueblos indígenas más castigados, brutalmente atropellado en su propio territorio. A la mañana siguiente abandonaron los tribunales con la promesa de que la justicia habría de rever el desalojo en el término de diez días.


Con José Luis Pope, responsable del programa de televisión Protagonista que se difundía semanalmente por Canal 7 de Chubut, salimos hacia Vuelta del Río. Después de 90 minutos de auto desde la ciudad de Esquel hasta el puesto sanitario camino a El Maitén cruzamos a pie las nacientes del Río Chubut para llegar dos horas después a El Galpón.


El jefe de la familia desalojada, Don Mauricio Fermín bajó con cinco caballos que nos trasladarían hasta la comunidad, tarea que quiso hacer personalmente. Callado, siempre en silencio, la mirada de este abuelo mapuche que no le afloja al trabajo de campo mientras haya luz, me dejó mal. Sabíamos cuál había sido el desenlace de lo ocurrido en las tierras mapuche-tehuelche de Vuelta del Río y la mirada de aquel hombre reflejaba desazón, angustia.  


Su sobrino contaba que después del desalojo frustrado Don Fermín no era el mismo. Y es cierto, mantiene durante el trayecto un permanente silencio aunque muy atento a lo que se dice. El respeto que le profesa el resto de las familias de la colonia no me sorprendió: Don Fermín no responde a los agravios, no es violento y no contestó los empujones ni la prepotencia policial. Su vida consiste en criar cabras (posee medio millar), una docena de terneros y algunas vacas, unas cuarenta ovejas, además de suficientes caballos para moverse en el campo y los bueyes que hacen el trabajo fuerte. Semejante labor en las alturas de ese territorio es por si misma, una hazaña.


Se puso al frente e iniciamos la marcha de dos horas a caballo a través de riscales escarpados con partes que, debo admitir, me cortaban el aliento. Nos habían contado que la parte del desfiladero era la más difícil y ahora, transitándola, lo compruebo y reconozco mi susto. El sendero es inclinado hacia un precipicio de ignoto final, con base de piedra laja suelta y tan estrecho que no se cómo hacen estos cuadrúpedos para colocar dos de sus cuatro patas. Así que aflojé las riendas lo más que puede y dejé que el animal hiciera su trabajo, exclamando: "hágase tu voluntad amigo y no la mía", y me entregué, provocando la risa de doña Segunda y de Inés, la cuñada y la sobrina de don Fermín, que nos acompañaban. Hay que ver cómo se mueve esta mujer de setenta y tantos años, arrimando el caballo a una roca para saltar sobre él con particular estilo; es una verdadera institución entre las familias. Al avanzar entre las altas paredes de la montaña sólo se escucha el eco que los cascos provocan sobre esa laja esparcida, a pura fila india, como en una película del oeste americano.


Me molesta la comparación, pero la hice.


Después de dos horas a caballo llegamos a la colonia. Nos esperaba gran parte de la comunidad mapuche. La primera que se acerca es doña Carmen Jones algunos años más joven que don Fermín. Alrededor de un fogón próximo a un viejo árbol y debajo de unas chapas, se mantenía caliente otro costillar de capón.
Pero nuestro ánimo era otro. Conocíamos la historia; ahora éramos parte.


La humilde vivienda de bloques de adobe y techo de chapa era una danza de escombros. Veintidós policías de las comisarías de El Maitén y Cushamen aparecieron por sorpresa tres días antes, le colocaron el yugo al buey más manso de Don Fermín y soga mediante que envolvieron alrededor de la casa la derribaron de golpe con todos los enseres adentro. Las pocas paredes que aguantaron cayeron a puntapiés de las botas policiales, mientras José Vicente El Khazen, el hombre que reclama esas tierras, daba órdenes e instrucciones. Por algunos sitios asoman partes de la cocina, cosas de labranza, colchones y camas quebradas, el telar de doña Carmen y una muñeca descabezada de una de sus hijas. Más allá la huerta pisoteada con inexplicable saña, los corrales abiertos y los cables cortados donde momentos antes estaban las ovejas y las cabras que los forajidos de la ley intentaron arrear con ánimo de llevarse algunas.


La cámara de mi amigo José Luis Pope recorría con dedicación minuciosa ese cuadro espantoso de intolerancia, despojo y fraudes legales como paso a contar:


La familia de Don Mauricio Fermín y de doña Uberlinda Jones (Carmen) es uno de los veinticinco grupos familiares que habitan la Comunidad Mapuche-Tehuelche "Vuelta del Río". La familia de Don Fermín la integran diez personas en la reserva mapuche Cushamen. El despojo violento y criminal fue ordenado por el juez de instrucción de Esquel José Colabelli, según expediente Nº 2061/00, Mauricio Fermín sobre denuncia de El Khazen, de la localidad de El Maitén.


La comunidad mapuche Vuelta Del Rio tiene personería jurídica otorgada por la Nación y por la Provincia del Chubut. Las tierras son reserva de estos pueblos originarios de la Patagonia. Pero por lo visto eso no alcanza, como tampoco los papeles que andan por los archivos históricos donde el general magnicida Julio Argentino Roca les dio 50 leguas en esa región, seguramente harto ya de matanzas.


Un juez da lugar a un reclamo de quien fue acumulando tierras a la vieja usanza de canjear cosas, espejos e ilusiones pasajeras como viene ocurriendo desde hace 500 años.


Personalmente creo que las tierras que reclama José Vicente El Khazen son ricas en metales, en piedras preciosas y semipreciosas, conforme a ciertas opiniones de geólogos. Supe también que la esposa del juez Colabelli tiene registrada una mina a su nombre en la zona de Cushamen. El vínculo de Colabelli con la minería lo descubrimos por casualidad. Dios quiso que mientras repasaba la lista de emprendimientos mineros de la provincia ante un periodista, un ingeniero amigo leyó de reojo el nombre de Gladys Carla Rossi advirtiéndome que es la esposa del juez Colabelli. El resto está claro. El expediente Nº 13399, en carácter de manifestación en la Dirección de Minas de Chubut, data de 1999 y registra una mina de cuarzo con el nombre de Carla I. No está en las tierras de don Fermín sino más hacia Piedra Parada, también en el departamento de Cushamen.


No podemos evitar la superposición de estos hechos. Un juez que tiene inclinación por la minería, que el domingo 23 de marzo en el plebiscito en torno a la mina de oro El Cordón Esquel, votó a favor del emprendimiento en oposición al 80 % de un pueblo que rechazó la minería, que intenta expulsar a la Comunidad Mapuche de Vuelta del Río escondiendo otros motivos de El Khazen y tal vez propios, no puede menos que permitirme la sospecha de quien es juez y parte.


Así que aún emocionado, recuerdo el abrazo de Don Fermín y mi juramento de que nada de esto quedaría impune. De igual modo ante Rogelio, su hijo de 18 años y de los treinta mapuches solidarizados con la familia, presentes durante nuestra visita, a la vez que iniciaban la  construcción de una nueva vivienda. Me consta que no están solos porque la decisión de toda la identidad indígena es muy clara: "de aquí nos sacan muertos". No será la primera vez que se tiña de rojo el suelo patagónico con lo mejor y más auténtico de sus pueblos: el alma.
Concluía de ese modo una de las notas que formaron parte de nuestro testimonio y que influyeron en la destitución de José Oscar Colabelli como juez. Fueron publicadas por los medios de prensa de Trelew y Comodoro Rivadavia, y durante esa mañana no hubo programa de radio que no leyera la desventurada odisea de la comunidad mapuche. Sin embargo, decisiones políticas intervinieron años después y el 27 de diciembre de 2010, Colabelli fue restituido como juez penal de Esquel por el Superior Tribunal de Justicia del Chubut, declarando nula la sentencia que lo había relevado. Gustavo Macayo, abogado de la familia Fermín sostuvo  que “hubo una decisión política” porque los argumentos de la apelación presentada eran viables y “sólidamente fundados en Derecho.”

En el juicio llevado a cabo en El Maitén, los días 6, 7 y 8 del corriente, ratificamos aquella exposición, ahora como testigos en la causa contra el comisario César Ricardo Brandt,  quien estuvo al frente del operativo policial que destruyó todas las mejoras y bienes de la familia Fermín en marzo de 2003. No perdemos la esperanza de que muy pronto se haga definitiva justicia con esta familia y con todas las comunidades mapuche que viven la amenaza de desalojos y la violencia de un sistema responsable de crímenes de lesa humanidad. Porque de eso se trata, sin eufemismo alguno.

Recuerdo haberle dicho al juez que mis notas en los diarios no recogían totalmente lo que alcanzamos a ver en Vuelta del Río tras el paso de la horda policial que arrasó con toda la vivienda y enseres de la familia; que las crónicas que estaban ahí, en la mesa de su despacho eran incompletas. Me pide -manifestando sorpresa- que cuente “lo que considero que hay que agregar a la descripción apuntada”.


Respondí que una cosa es observar y contar literalmente el daño que aparece a simple vista y otra es la suma de imágenes que incita respuestas reflexivas, de profundo dolor, por ejemplo, observar la huerta de doña Carmen aplastada por los cascos de los caballos de la policía. Es decir, la tropa policial se ensañó repetidamente con el campo sembrado destruyendo cultivos y hortalizas que se estaban por recoger, lo que permite definir la mente retorcida, siniestra, de quien dio la orden.
  Resalté que en las alturas de pre cordillera patagónica, las heladas y nevadas  son frecuentes anunciando el invierno, el frío en la Patagonía siempre se vive anticipadamente,  y estos alimentos son el oro más preciado de pobladores que hacen verdadera historia -y país- en esos lugares. Si a esto le agregamos que parte de la soldadesca que intervino pretendía arrear con algunas cabras, estoy hablando de facinerosos, no de policías.




 Javier Rodríguez Pardo, 6 de agosto de 2012.
 
www.rodriguezpardo.blogspot.com   

Tel. 011 1567485340  
www.machpatagonia.com.ar
Movimiento Antinuclear del Chubut (MACH), 

Red Nacional de Acción Ecologista (RENACE), 
Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC).       
------------------

Comisión Prensa y Comunicación
UAC Unión de Asambleas Ciudadanas

Imágenes integradas 1


UAC Unión de Asambleas Ciudadanas
Contra el Saqueo y la Contaminación

sábado, 11 de agosto de 2012

VUELTA DEL RIO DIEZ AÑOS DESPUES DE UN DESALOJO FRUSTRADO


RENACE INFORMA
RED NACIONAL DE ACCION ECOLOGISTA de la Argentina
11 agosto 2012
 
 
VUELTA DEL RIO DIEZ AÑOS DESPUES DE UN DESALOJO FRUSTRADO
Por Javier Rodríguez Pardo
 
Promediaba marzo de 2003. La ciudad de Esquel, “el abrojal” a los pies de la cordillera andina, se hallaba a punto de pasar a la historia expulsando a una de las primeras transnacionales mineras del oro patagónico. En eso estábamos cuando recibimos la noticia de una orden judicial que obligaba a una familia mapuche a abandonar sus tierras ancestrales. Entre relatos cruzados por emociones dispares, familiares de los mapuches damnificados nos pidieron ayuda y decidimos partir hacia las tierras de la comunidad Vuelta del Río, donde una de las viviendas había sido derribada con saña y violencia extrema. Contamos y filmamos lo que vimos y no quedó medio de difusión de la Patagonia austral que no recogiera el informe.  La descripción pormenorizada del suceso obligó al Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Chubut a destituir al juez que había impartido la orden de desalojo, sin duda por la descabellada forma de llevarla a cabo. Recuerdo el momento y las preguntas del juez, quien tenía a la vista varios ejemplares  de los medios periodísticos que habían publicado mis notas.  Las podemos resumir así:
 
Llegar a Vuelta del Río no es difícil pero requiere cierta paciencia para subir. Esa tarde nos avisaron del desalojo de una de las veinticinco familias mapuche que habitan las tierras de esa comunidad. La marcha de las seis mil personas contra la mina de oro del Cordón Esquel se detiene unos minutos frente a los tribunales de esa ciudad. Parte de los manifestantes son organizaciones mapuches que resuelven tomar las instalaciones del vestíbulo principal y pasar la noche hasta que la justicia atienda los reclamos de uno de los pueblos indígenas más castigados, brutalmente atropellado en su propio territorio. A la mañana siguiente abandonaron los tribunales con la promesa de que la justicia habría de rever el desalojo en el término de diez días.
Con José Luis Pope, responsable del programa de televisión Protagonista que se difundía semanalmente por Canal 7 de Chubut, salimos hacia Vuelta del Río. Después de 90 minutos de auto desde la ciudad de Esquel hasta el puesto sanitario camino a El Maitén cruzamos a pie las nacientes del Río Chubut para llegar dos horas después a El Galpón.
 
El jefe de la familia desalojada, Don Mauricio Fermín bajó con cinco caballos que nos trasladarían hasta la comunidad, tarea que quiso hacer personalmente. Callado, siempre en silencio, la mirada de este abuelo mapuche que no le afloja al trabajo de campo mientras haya luz, me dejó mal. Sabíamos cuál había sido el desenlace de lo ocurrido en las tierras mapuche-tehuelche de Vuelta del Río y la mirada de aquel hombre reflejaba desazón, angustia.  Su sobrino contaba que después del desalojo frustrado Don Fermín no era el mismo. Y es cierto, mantiene durante el trayecto un permanente silencio aunque muy atento a lo que se dice. El respeto que le profesa el resto de las familias de la colonia no me sorprendió: Don Fermín no responde a los agravios, no es violento y no contestó los empujones ni la prepotencia policial. Su vida consiste en criar cabras (posee medio millar), una docena de terneros y algunas vacas, unas cuarenta ovejas, además de suficientes caballos para moverse en el campo y los bueyes que hacen el trabajo fuerte. Semejante labor en las alturas de ese territorio es por si misma, una hazaña.
Se puso al frente e iniciamos la marcha de dos horas a caballo a través de riscales escarpados con partes que, debo admitir, me cortaban el aliento. Nos habían contado que la parte del desfiladero era la más difícil y ahora, transitándola, lo compruebo y reconozco mi susto. El sendero es inclinado hacia un precipicio de ignoto final, con base de piedra laja suelta y tan estrecho que no se cómo hacen estos cuadrúpedos para colocar dos de sus cuatro patas. Así que aflojé las riendas lo más que puede y dejé que el animal hiciera su trabajo, exclamando: "hágase tu voluntad amigo y no la mía", y me entregué, provocando la risa de doña Segunda y de Inés, la cuñada y la sobrina de don Fermín, que nos acompañaban. Hay que ver cómo se mueve esta mujer de setenta y tantos años, arrimando el caballo a una roca para saltar sobre él con particular estilo; es una verdadera institución entre las familias. Al avanzar entre las altas paredes de la montaña sólo se escucha el eco que los cascos provocan sobre esa laja esparcida, a pura fila india, como en una película del oeste americano.  Me molesta la comparación, pero la hice.
Después de dos horas a caballo llegamos a la colonia. Nos esperaba gran parte de la comunidad mapuche. La primera que se acerca es doña Carmen Jones algunos años más joven que don Fermín. Alrededor de un fogón próximo a un viejo árbol y debajo de unas chapas, se mantenía caliente otro costillar de capón.
Pero nuestro ánimo era otro. Conocíamos la historia; ahora éramos parte. La humilde vivienda de bloques de adobe y techo de chapa era una danza de escombros. Veintidós policías de las comisarías de El Maitén y Cushamen aparecieron por sorpresa tres días antes, le colocaron el yugo al buey más manso de Don Fermín y soga mediante que envolvieron alrededor de la casa la derribaron de golpe con todos los enseres adentro. Las pocas paredes que aguantaron cayeron a puntapiés de las botas policiales, mientras José Vicente El Khazen, el hombre que reclama esas tierras, daba órdenes e instrucciones. Por algunos sitios asoman partes de la cocina, cosas de labranza, colchones y camas quebradas, el telar de doña Carmen y una muñeca descabezada de una de sus hijas. Más allá la huerta pisoteada con inexplicable saña, los corrales abiertos y los cables cortados donde momentos antes estaban las ovejas y las cabras que los forajidos de la ley intentaron arrear con ánimo de llevarse algunas.  La cámara de mi amigo José Luis Pope recorría con dedicación minuciosa ese cuadro espantoso de intolerancia, despojo y fraudes legales como paso a contar:
 
La familia de Don Mauricio Fermín y de doña Uberlinda Jones (Carmen) es uno de los veinticinco grupos familiares que habitan la Comunidad Mapuche-Tehuelche "Vuelta del Río". La familia de Don Fermín la integran diez personas en la reserva mapuche Cushamen. El despojo violento y criminal fue ordenado por el juez de instrucción de Esquel José Colabelli, según expediente Nº 2061/00, Mauricio Fermín sobre denuncia de El Khazen, de la localidad de El Maitén.
La comunidad mapuche Vuelta Del Rio tiene personería jurídica otorgada por la Nación y por la Provincia del Chubut. Las tierras son reserva de estos pueblos originarios de la Patagonia. Pero por lo visto eso no alcanza, como tampoco los papeles que andan por los archivos históricos donde el general magnicida Julio Argentino Roca les dio 50 leguas en esa región, seguramente harto ya de matanzas.
Un juez da lugar a un reclamo de quien fue acumulando tierras a la vieja usanza de canjear cosas, espejos e ilusiones pasajeras como viene ocurriendo desde hace 500 años.
Personalmente creo que las tierras que reclama José Vicente El Khazen son ricas en metales, en piedras preciosas y semipreciosas, conforme a ciertas opiniones de geólogos. Supe también que la esposa del juez Colabelli tiene registrada una mina a su nombre en la zona de Cushamen. El vínculo de Colabelli con la minería lo descubrimos por casualidad. Dios quiso que mientras repasaba la lista de emprendimientos mineros de la provincia ante un periodista, un ingeniero amigo leyó de reojo el nombre de Gladys Carla Rossi advirtiéndome que es la esposa del juez Colabelli. El resto está claro. El expediente Nº 13399, en carácter de manifestación en la Dirección de Minas de Chubut, data de 1999 y registra una mina de cuarzo con el nombre de Carla I. No está en las tierras de don Fermín sino más hacia Piedra Parada, también en el departamento de Cushamen.
No podemos evitar la superposición de estos hechos. Un juez que tiene inclinación por la minería, que el domingo 23 de marzo en el plebiscito en torno a la mina de oro El Cordón Esquel, votó a favor del emprendimiento en oposición al 80 % de un pueblo que rechazó la minería, que intenta expulsar a la Comunidad Mapuche de Vuelta del Río escondiendo otros motivos de El Khazen y tal vez propios, no puede menos que permitirme la sospecha de quien es juez y parte.
Así que aún emocionado, recuerdo el abrazo de Don Fermín y mi juramento de que nada de esto quedaría impune. De igual modo ante Rogelio, su hijo de 18 años y de los treinta mapuches solidarizados con la familia, presentes durante nuestra visita, a la vez que iniciaban la  construcción de una nueva vivienda. Me consta que no están solos porque la decisión de toda la identidad indígena es muy clara: "de aquí nos sacan muertos". No será la primera vez que se tiña de rojo el suelo patagónico con lo mejor y más auténtico de sus pueblos: el alma.
Concluía de ese modo una de las notas que formaron parte de nuestro testimonio y que influyeron en la destitución de José Oscar Colabelli como juez. Fueron publicadas por los medios de prensa de Trelew y Comodoro Rivadavia, y durante esa mañana no hubo programa de radio que no leyera la desventurada odisea de la comunidad mapuche. Sin embargo, decisiones políticas intervinieron años después y el 27 de diciembre de 2010, Colabelli fue restituido como juez penal de Esquel por el Superior Tribunal de Justicia del Chubut, declarando nula la sentencia que lo había relevado. Gustavo Macayo, abogado de la familia Fermín sostuvo  que “hubo una decisión política” porque los argumentos de la apelación presentada eran viables y “sólidamente fundados en Derecho.”
 
En el juicio llevado a cabo en El Maitén, los días 6, 7 y 8 del corriente, ratificamos aquella exposición, ahora como testigos en la causa contra el comisario César Ricardo Brandt,  quien estuvo al frente del operativo policial que destruyó todas las mejoras y bienes de la familia Fermín en marzo de 2003. No perdemos la esperanza de que muy pronto se haga definitiva justicia con esta familia y con todas las comunidades mapuche que viven la amenaza de desalojos y la violencia de un sistema responsable de crímenes de lesa humanidad. Porque de eso se trata, sin eufemismo alguno.
Recuerdo haberle dicho al juez que mis notas en los diarios no recogían totalmente lo que alcanzamos a ver en Vuelta del Río tras el paso de la horda policial que arrasó con toda la vivienda y enseres de la familia; que las crónicas que estaban ahí, en la mesa de su despacho eran incompletas. Me pide -manifestando sorpresa- que cuente “lo que considero que hay que agregar a la descripción apuntada”. Respondí que una cosa es observar y contar literalmente el daño que aparece a simple vista y otra es la suma de imágenes que incita respuestas reflexivas, de profundo dolor, por ejemplo, observar la huerta de doña Carmen aplastada por los cascos de los caballos de la policía. Es decir, la tropa policial se ensañó repetidamente con el campo sembrado destruyendo cultivos y hortalizas que se estaban por recoger, lo que permite definir la mente retorcida, siniestra, de quien dio la orden.  Resalté que en las alturas de pre cordillera patagónica, las heladas y nevadas  son frecuentes anunciando el invierno, el frío en la Patagonía siempre se vive anticipadamente,  y estos alimentos son el oro más preciado de pobladores que hacen verdadera historia -y país- en esos lugares. Si a esto le agregamos que parte de la soldadesca que intervino pretendía arrear con algunas cabras, estoy hablando de facinerosos, no de policías.
 
www.rodriguezpardo.blogspot.com  (011) 1567485340  www.machpatagonia.com.ar
Movimiento Antinuclear del Chubut (MACH), Red Nacional de Acción Ecologista (RENACE), Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC).                                                                     

Campaña Nacional de Firmas por el NO a la Minería Química a Cielo Abierto
y la Minería Nuclear en todas sus formas

Los ciudadanos del territorio argentino decimos NO a la minería química con la modalidad a "cielo abierto" y a la minería radiactiva en todas sus modalidades (cielo abierto o por galerías).

  • Pedimos la nulidad y derogación de la Ley de Inversiones Mineras (Ley Nacional 24.196) y normas complementarias.
  • Exigimos la derogación y anulación por parte de la República Argentina del "Tratado de Integración Minero Argentino-Chileno".
  • Reclamamos el cierre definitivo y la recomposición del ambiente, según el art. 41 de la Constitución Nacional, de todas las minas abandonadas y aquellas que están funcionando y no respetan la ley general del ambiente (ley nº 25675).
  • Pedimos previa autorización expresa para la utilización de recursos hídricos compartidos de las poblaciones de las provincias potencialmente afectadas por un emprendimiento minero que se expresarán por referéndum y demandamos la participación de la autoridad ambiental nacional en caso de efectos ínter-jurisdiccionales.
  • Pedimos se respeten estrictamente los principios ambientales preventivo, precautorio y de sustentabilidad contenidos en la ley general del ambiente y la sanción de caducidad de las concesiones mineras en caso de incumplimiento.
  • Reclamamos la detención y prisión de los empresarios mineros que contaminan el medio ambiente con sus delitos y la misma condena para los funcionarios públicos cómplices.
  • Denunciamos los planes nucleares que se fomentan desde el gobierno y enriquecen a los empresarios mineros que desarrollan emprendimientos mineros radiactivos.
  • Reclamamos expresa "Licencia Social" y participación ciudadana real y efectiva previas a los procesos de autorización de actividades mineras.

¡Sí a la vida y a la dignidad! ¡No al saqueo, destrucción y contaminación!

¡Sumá aquí tu firma a este reclamo!

MAPA CATASTRO MINERO

MAPA CATASTRO MINERO

MAPA EXPLORACIONES MINERAS

MAPA EXPLORACIONES MINERAS

Archivo del blog